Dermatología

Dermoscopia Digital

la dermoscopia digital permite el mapeo de las señales (nevos) y la exploración, en diferentes ampliaciones, para la comparación posterior de cambios eventuales.

Al permitir la identificación de un conjunto de detalles no identificables a «ojo desnudo», aumenta la sensibilidad en el diagnóstico de melanoma maligno y, por lo tanto, a menudo se utiliza como prueba de detección de cáncer de piel.

La dermatoscopia digital está indicada en personas con múltiples nevos, especialmente atípicos, porque permite un seguimiento riguroso y puede permitir el diagnóstico temprano de melanoma al alterar nevos preexistentes o la detección de lesiones pigmentadas de novo. Al mismo tiempo, al permitir una distinción más correcta entre los «signos» que representan un peligro para la salud y los «signos» inofensivos, evita la extirpación quirúrgica innecesaria de muchas lesiones benignas.

 

También se utiliza para ayudar en el diagnóstico y seguimiento terapéutico de múltiples enfermedades de la piel.