Medicina Estética Facial

Hilos Tensores

El fio tensor es un método de levantamiento no quirúrgico reciente que le permite combatir las leyes de la gravedad y ayudarlo a recuperar la firmeza perdida.

La aplicación de cables de Polidioxanone (PDO) es un procedimiento cosmético mínimamente invasivo con resultados inmediatos. Además de la reducción de arrugas y flacidez cutánea, producida por la red de vectores de soporte formada por los hilos, este método favorece la producción de colágeno, que se traduce en un aumento de la vitalidad, elasticidad y luminosidad de la piel.

La duración del procedimiento es de unos 30 minutos, bajo anestesia local, sin incisiones ni puntos de sutura, lo que provoca la ausencia de cicatrices o marcas. Los cables son imperceptibles, no causan ondulaciones en la cara y no son visibles ni palpables.

La elevación de los tejidos faciales se observa inmediatamente, sin embargo, el resultado final se alcanza dentro de 40 a 60 días, lo que corresponde al período de acomodación de los hilos en los tejidos.

Los resultados obtenidos tienen una duración aproximada de 18 a 24 meses.